Podemos ahorrar un buen dinero con el coche, ¿sabes cómo hacerlo?

conduciendo

Si has oído hablar de la conducción eficiente, pero no sabes exactamente qué es o cómo se hace, éste es tu lugar. Se trata de una forma de conducir que busca minimizar el gasto de combustible, y lejos de ser algo esotérico o reservado para unos pocos, podemos decir que está al alcance de cualquier mortal que tenga una cierta sensibilidad y sentido común a la hora de accionar los mandos de su coche.

Ahorrar con el coche es una carrera de fondo. Con la conducción eficiente se pueden conseguir ahorros del 15% o 20%. También tenemos el ahorro a largo plazo cuidando los distintos mecanismos del coche, como por ejemplo el motor de arranque. Un truco muy sencillo para alargar la vida del motor de arranque es pisar a fondo el embrague a la hora de dar el contacto: de ese modo ese pequeño motor tendrá que mover menos piezas y estará sometido a menos esfuerzo.

Cómo ahorrar combustible en la conducción diaria

En el arranque, solo pisaremos el pedal de embrague para liberar al motor de arranque de tener que mover la transmisión. Además, primero damos contacto eléctrico y esperamos a que se apaguen la mayoría de las luces de test del cuadro. Así evitamos tirar de la batería innecesariamente.

Con el cambio de marchas también podemos ahorrar. Se trata de engranar siempre la marcha más alta posible que nos permita circular sin tirones, y siempre al régimen de revoluciones más bajo posible. No hay que caer en la paranoia, simplemente con no estirar las marchas hasta altas revoluciones estaremos gastando menos combustible.

El ahorro se consigue si nos anticipamos a los hechos: cuando conducimos debemos estar atentos a lo que tenemos delante, pero no sólo lo inmediato, sino lo que vendrá. ¿Viene una subida? Preparamos el coche. Si vemos que cada vez hay más densidad de coches, podemos pensar que puede crearse una retención, o incluso una situación comprometida: podemos levantar ligeramente el pie y dejar que el problema se aleje sin tener que, en un momento dado, frenar el coche.

La conducción preventiva y la conducción eficiente siempre van de la mano. Por eso nunca te fíes de quién te aconseje poner punto muerto en una bajada, porque ni sabe de conducción segura, ni mucho menos de conducción eficiente. Es muy grave también el “consejo” de aprovechar el rebufo de los grandes camiones pegándose a su cola. Simplemente estamos arriesgándonos a chocar por detrás con un camión, mientras ahorramos unas dudosas milésimas de euro.

Colocar la carga con sentido común, y otros cuentos

Tenemos que saber un poco cómo funciona un coche en movimiento. Y qué factores influyen en el gasto de combustible. La aerodinámica, el rozamiento con el asfalto, la cantidad de carga son elementos que influyen negativamente en el consumo, o viéndolo desde el punto de vista optimista, son las bazas que tenemos para ahorrar en consumo.

Neumáticos en perfecto estado: los neumáticos son clave para ahorrar en el consumo de combustible, y además son claves en seguridad. Un neumático con las presiones equivocadas no solo es menos seguro, sino que eleva el consumo en un porcentaje nada despreciable (podemos hablar de una diferencia del 10% o 15% fácilmente)

La carga, la justa y bien colocada. No podemos llevar el coche cargado hasta los topes sin consumir demasiado combustible. Y si repartimos mal la carga estamos incurriendo en un exceso de exigencia para alguno de los neumáticos. Si además colocamos mal la carga en el exterior del coche, estaremos ofreciendo más resistencia al avance, y por tanto consumiendo un exceso de combustible.

Regla de oro: siempre intentar colocar la carga en el maletero, y procurando que los bultos pesados se coloquen al fondo y abajo. Evitar siempre que se pueda colocar nada en la baca.

Si tienes la desgracia de caer en un atasco, piensa que apagar el motor tras 30 segundos de parada no redunda en más gasto: al revés, ahorras. Evidentemente, tienes que estar atento a la arrancada, y también es conveniente “leer” correctamente la retención, pero igual que el sistema Start & Stop que incluyen algunos modelos modernos, se trata de un aliado para el ahorro.

En resumen: conduce con sentido común, trata los mandos del coche con suavidad (los pedales, el volante), no apures las marchas, aprovecha la inercia y anticípate a lo que ocurra en la carretera. Coloca bien el equipaje y mantén los neumáticos en perfecto estado. Comprueba el ahorro tú mismo, y luego nos cuentas.

Más información | El Viajero
Fotos | timo_w2s, AlexSlocker

2 Thoughts on “Podemos ahorrar un buen dinero con el coche, ¿sabes cómo hacerlo?

  1. Pingback: Aplicaciones de alertas de trafico, radares y precios de la gasolina - MASMOVIL | MÁSMÓVIL: Sin vuelta de hoja

  2. Pingback: Varias formas para consumir menos energía y ayudar al planeta - MASMOVIL | MÁSMÓVIL: Sin vuelta de hoja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*