Otra forma más de optimizar el embarque de pasajeros en los aviones

embarque

Los amantes de la optimización se desesperan en los aeropuertos: a las interminables colas para pasar cada uno de los controles y puertas hay que unir la ineficacia del embarque y desembarque en los propios aviones. Porque, ¿de qué sirve viajar a 1.000 kilómetros por hora si el avión se pasa luego media hora rodando, cinco minutos parado en el finger y necesitamos otra media hora para recoger las maletas?

Unos investigadores de Pekín han dedicado algún tiempo a buscar nuevos métodos que permitan lograr algo más eficiencia en una actividad cotidiana en la que millones de personas pierden otros tantos millones de horas en aeropuertos de todo el mundo. Pero no son los pioneros: hace ya algunos años un investigador del Fermilab analizó también el problema del embarque de pasajeros, concluyendo con algunas ideas ingeniosas aunque poco prácticas.

El sentido común dice que existen básicamente dos formas de embarcar a la gente: o bien aleatoriamente (cada persona busca su asiento) o bien por filas, como se hace en algunos trayectos y sobre todo en aviones grandes: un 747 puede transportar más de 500 pasajeros; un Airbus 380 más de 800. En ambos casos los problemas surgen por los atascos que se producen en los pasillos mientras la gente encuentra su asiento, coloca el equipaje de mano o simplemente porque hay individuos más ágiles y rápidos que otros.

El método aleatorio es bastante ineficiente, pero se usa a menudo, especialmente en aviones pequeños y medianos – normalmente con la excepción de dejar pasar primero a las familias con niños, a los de primera clase y a los que tienen necesidades especiales. Para embarcar más de unos pocos cientos de personas es bastante más eficiente llamar a los pasajeros por grupos de filas, haciendo entrar primero a los que van más al fondo, de modo que se muevan rápido y no atasquen los pasillos.

Los análisis del investigador del Fermilab incluían fórmulas como embarcar primero a los pasajeros de ventanilla, luego a los del centro y luego a los de pasillo, e incluso algo más complicado como repartir por bloques a la gente: los de las filas pares e impares de uno y otro lado de forma alterna. De este modo se “molestan” menos entre sí y según las simulaciones el resultado es mejor.

La propuesta que llega ahora desde Pekín es más matemática y tecnológica todavía: analizar individualmente la capacidad y necesidades individuales de cada pasajero. El trabajo completo se ha publicado con el título “An aircraft boarding model accounting for passengers’ individual properties“.

Así cada pasajero tiene una “velocidad máxima” peculiar de desplazamiento por los pasillos y unas necesidades según su equipaje: los ancianos suelen ser más lentos que los jóvenes y alguien sin equipaje de mano será más ágil que alguien con una maleta de mano y un bolso. Como en los juegos de rol, cada individuo tiene su “factor de agilidad”. Incluso tuvieron en cuenta el tiempo que unas personas requieren para entregar su tarjeta de embarque en la puerta.

El resultado matemático de tanto análisis es que si se conoce esa velocidad de cada una de las personas se pueden “empaquetar” en el avión de forma óptima. Y la forma de analizarlo comienza en los mostradores de facturación y las puertas de embarque: mediante dispositivos electrónicos que analizan la movilidad del equipaje de mano y en qué grupo puede encuadrarse a la persona (ágiles o lentos). Teniendo todo esto en cuenta… ¡Voilà! Se llega a la solución matemáticamente perfecta.

Si esa fórmula existe, ¿se pondrá alguna vez en marcha? De momento ninguna aerolínea se ha atrevido a hacerlo. Por un lado, puede ser complicado añadir más tecnología y seleccionar a la gente; por otro, normalmente son los pasajeros los que eligen el asiento –por ejemplo, en las compras a través de Internet– y lo prefieren a que les sean asignados de antemano.

El caso es que si la gente aceptara este novedoso sistema de optimización de los embarques se evitarían muchos de los problemas que surgen por saltarse las colas, cambiar de asiento o equivocarse de fila. Todos ganaríamos unos preciosos minutos que seguramente supondrían muchos millones de horas al cabo del año para la humanidad. Pero claro: somos humanos y también un poco cabezotas, y no siempre lo que es óptimo en teoría nos gusta en la práctica.

Foto | On the way home from Miami (CC) Ruthanne reid @ Flickr

Entradas de Microsiervos en Sin Vuelta de Hoja

- Otra forma –más segura– de pensar a la hora de escoger claves
- Cómo acceder desde el móvil a páginas web abiertas en el ordenador
- Cómo ganar tiempo a las horas del día
- Cómo manejar el ordenador, las tabletas y el móvil cuidando la vista y el cuerpo al mismo tiempo
- Nuestra paradójica y anumérica relación con los seguros
- Cómo mantener ordenados los cables del escritorio de forma óptima
- ¿Cómo averiguar cuáles son realmente las mejores baterías AA? Comprobándolas todas
- ¿Hay sitio para una tercera opción en el mercado de los smartphones?
- Evernote Web Clipper, para guardar “recortes” de páginas web cómodamente
- Cómo evitar que los GPS de los móviles se “chupen” toda la batería
- El móvil que sabe dónde estarás mañana con 20 metros de precisión
- Algunos consejos para que tu equipaje sobreviva a tu próximo viaje
- Apps para aplicar la técnica Pomodoro de administración del tiempo de trabajo
- Consejos para no perder los gadgets… e incluso encontrarlos si se pierden
- Los consumidores y sus peculiares querencias numéricas
- Cómo disponer de conexión a Internet también en vacaciones
- Mucho ojito con esos ofertones de garantías extendidas
- Los mercados financieros, las supersticiones y otros métodos raros de ganar dinero en bolsa
- Robar bancos no es un crimen que compense, matemáticamente hablando
- Usa tu smartphone para ayudarte a mantenerte en forma
- Organiza la pantalla del móvil de forma óptima y cómoda
- Las redes del metro son óptimas y parecidas en todas partes del mundo
- Consejos para ser más productivo con el teléfono móvil
- No vayas de compras sin tu móvil
- Una tienda de ropa muestra en las perchas el número de “Me gusta” que reciben sus prendas en Facebook
- Cómo evitar estresarse delante del ordenador
- Cómo elegir la mejor fecha para comprar billetes de avión, cine o las mejores rebajas, matemáticamente hablando
- Las matemáticas del aparcamiento: una cuestión de estadística y lógica
- Evernote, para no olvidarte nunca de nada
- Formas de identificar gadgets y otros objetos, por si los pierdes
- Cómo calcular distancias de rutas a pie o en bici sin necesidad de un GPS
- Cómo elegir la cola más eficiente en las tiendas, una cuestión matemática
- Algunos consejos para pasar por el aeropuerto y no morir en el intento
- Cuatro trucos de Internet interesantes para quienes las palabras son lo más importante
- Cómo guardar fácilmente múltiples páginas en el navegador web
- Cómo rellenar formularios web sin tocar el ratón
- Cómo encontrar sin problemas el coche perdido en un parking
- Cómo organizar una colección de fotos (y vídeos) digitales
- Cómo hacer mejores fotos con la cámara del móvil
- Siete consejos de sentido común relacionados con las contraseñas del ordenador
- Cómo conseguir gasolina al mejor precio gracias a Internet
- Cómo ahorrar en cualquier compra evitando el truco psicológico del precio escandalosamente alto
- Cinco servicios de disco duro virtual gratis

3 Thoughts on “Otra forma más de optimizar el embarque de pasajeros en los aviones

  1. Le paradoja de este tipo de embarque es que los más rápidos/ágiles como se comenta, probablemente serán los últimos en embarcar ya que se empezará antes por los lentos/torpes. Los que teóricamente más aportan a este proceso son los que más tiempo se pasan esperando a embarcar de pie en la sala de espera por lo que se les hace más pesado.

  2. Pingback: «Señores pasajeros: vayan embarcando óptimamente» | Noticias CEU

  3. La solucion de baja tecnologia podria ser:

    Dejar a los pasajeros a 50 o 100m del avion y asi se van ordenando segun rapidez. Los mas rapidos llegan y se instalan, y mientras llegan los lentos y se instalan sin estorbar a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*