Casi resulta un tópico decir que viajar es un placer, que se aprende mucho en cada viaje y que es una experiencia enriquecedora recomendable para todo tipo de