Hace poco más de un año Spotify pasó de ser un simple servicio de música en streaming a convertirse en mucho más: con su integración con Facebook y,