Cómo optimizando, optimizando, se “resolvió” el juego de las damas

Tradicionales juegos de estrategia como el ajedrez, el go o las damas han sido siempre considerados “complicados” de dominar por los ordenadores. La razón es sencilla: con el transcurso de los movimientos del juego aumenta el número de combinaciones posibles de una forma tan exponencial y gigantesca. Pasado cierto punto es imposible examinarlas todas para decidir cuál es el mejor movimiento.…

Tarifa Cero Paga menos

Otra forma –más segura– de pensar a la hora de escoger claves

Todos hemos leído mil veces aquello de que no se debe usar el nombre de nuestra pareja, el de nuestros hijos, nuestra fecha de nacimiento, o alguna otra obviedad por el estilo como clave.

Pero a tenor de los estudios que se publican de vez en cuando, acerca de ficheros de claves filtrados o robados, esto es precisamente lo que muchos usuarios hacen.

O incluso cosas peores, como utilizar la palabra clave como clave o el mítico 1234, por no hablar de esa costumbre que hay de no cambiar la clave por defecto de muchos dispositivos.…

Tarifa Cero Paga menos

Cómo manejar el ordenador, las tabletas y el móvil cuidando la vista y el cuerpo al mismo tiempo

Los gadgets los podemos reemplazar cada cierto tiempo, pero nuestros ojos y nuestros músculos y huesos son para siempre. Por esto es por lo que los expertos no se cansan de repetir y recomendar cuidar la vista cuando se trabaja con ordenadores, así como la postura para evitar dolores musculares o lesiones en la columna vertebral y la espalda. Hoy en día todos esos consejos han de aplicarse también a dispositivos más modernos que han hecho resurgir curiosas e innovadoras “posturas” delante del sillón o en la cama, como las tabletas y los teléfonos móviles, con los que pasamos gran parte del día.…

Tarifa Cero Paga menos

Siete consejos de sentido común relacionados con las contraseñas del ordenador

Passwords (CC) Kate Bingaman-Burt

A diario accedemos a un montón de servicios en el ordenador. En muchos de ellos hay que identificarse con un nombre, correo y una contraseña. Mucha gente considera esto una incomodidad más que la forma de proteger su información y su privacidad, y no pone mucho cuidado, sin saber que alguien que pueda adivinar o robar una contraseña puede hacerse con relativa facilidad con otras más importantes (como las del correo o el banco) y llegar a producir verdaderos trastornos.

Entre los errores más comunes están elegir contraseñasfáciles de adivinar“, usar la misma contraseña en diversos servicios o emplear contraseñasdébiles” de pocas letras. Aparte de eso hay otros problemas más peliagudos: gente que …

Tarifa Cero Paga menos