Los amantes de la optimización se desesperan en los aeropuertos: a las interminables colas para pasar cada uno de los controles y puertas hay que unir