Digitaliza tu vida (todo lo que puedas) para organizarte mejor

Aunque lo digital es cada vez más importante en nuestras vidas aún hay montones de cosas que ocupan espacio en nuestras casas y lugares de trabajo, pero probablemente puedas organizarte mejor si haces el esfuerzo de incorporarlas a tu vida digital.Aquí tienes algunos trucos y consejos que te serán de utilidad

Líbrate de CDs, discos, casetes y similares. Lo de los CDs es fácil y cualquier ordenador que tenga un lector de CD o DVD, aunque ahora no todos los incorporan, lo hará sin problemas. Para música en formatos analógicos tendrás que buscar la forma de conectar el reproductor a tu ordenador, a ser posible mediante una tarjeta de audio decente, y si te sientes capaz, incluso retocar la grabación con Audacity o algún otro software similar.

Líbrate de cintas de vídeo, DVDs, etc. Aquí la cosa se complica un poco porque los estudios abusan de nosotros y les ponen sistemas de protección a los DVD, Blu-rays, etc, aunque a poco que busques encontrarás programas de sobra para ripearlos. Con las viejas cintas analógicas tendrás que hacer algo parecido a lo que hay que hacer con la música, aunque lo mismo te sorprende la poca calidad que tienen las grabaciones de hace unos años. Y es que el VHS era realmente de baja calidad.

Líbrate de fotos en papel y diapositivas. No las digitales de tu cámara actual o las del móvil, sino las que tienes en papel, negativos, o diapos. Los escáneres de papel cuestan muy poco hoy en día, y los de diapos o negativos también han bajado mucho, aunque otra posibiidad es contratar la digitalización en tu tienda de fotografía preferida.

Líbrate de papeles de todo tipo, desde post-its a manuales pasando por facturas y cosas parecidas. Servicios como Evernote te permiten almacenar todo tipo de información en línea y acceder a ella desde distintos dispositivos, así que puedes ir metiendo allí desde tus listas de la compra a los borradores de tu futura novela, o incluso guardar páginas web que te hayan interesado, recetas de cocina, facturas y comprobantes del banco, manuales de cacharros (los que no tengas en formato digital probablemente los puedas encontrar en Google), etc.

Evernote es además capaz de aplicarle un reconocimiento óptico de caracteres a las imágenes que almacenes allí, con lo que tarjetas de visita y similares se convertirán automáticamente en texto sobre el que puedes hacer búsquedas y te evitarás –si quieres– tener que teclearlo.

Claro que el volverte digital no soluciona todo, porque te puedes encontrar con el problema de que luego no sabes donde encontrar las cosas si te limitas a tirarlas por ahí en un disco duro.

Discos duros que además pueden fallar, por lo que es importante que hagas copias de tu información y que los originales a lo mejor los guardes en un trastero o guardamuebles.

Por si acaso.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *