Consejos para emprendedores, o cómo buscar una aguja en un pajar

consejos

Soy de los que piensan que el emprendedor nace, y no se hace. O, mejor explicado, no se aprende a ser emprendedor, sino que es una actitud. Así que como es una actitud y va implícito en nuestra personalidad, creo más en identificar los valores y convicciones que definen a un emprendedor, que en las interminables listas de consejos para emprendedores. Sin duda, todos necesitamos consejos, pero es posible que si somos emprendedores nos guste más recibir algún consejo práctico sobre la actividad que realicemos.

¿Es esto una crítica a quién elabora largas listas de consejos? No necesariamente. Pero creo que las mejores palabras que se pueden ofrecer a un emprendedor para que salga adelante son los ánimos, la confianza, creer en él (o ella, entiéndase)… Por tanto, dándole vuelta un poco a la idea inicial, ¿necesita un emprendedor de consejos para emprender?

Consejos no es lo mismo que ideas

Leo un consejo que dice “Sin marketing no vendes“. No es lo más original del mundo, pero además no dice nada diferenciador. Es más un concepto (o lo que viene siendo una frase de perogrullo) que un consejo. Si de verdad queremos dar un consejo en ese sentido (el del marketing), debemos conocer al emprendedor, su actividad, qué persigue, qué necesita saber, y entonces orientarlo hacia la mejor solución para su caso particular. Consejos son consejos, concretos y dirigidos hacia el interés del propio emprendedor.

El resto de intentos son simples ideas (a veces muy simples, no nos engañemos) o consignas sobre esto y lo otro (“Trata bien a tus clientes“, “No malgastes el dinero“, “Vende algo lo antes posible“). No ayudan a resolver problemas, sino que están dedicándose simplemente a describir ciertos valores o ciertas actitudes que tienen en común los emprendedores. A veces, las selecciones de consejos parecen una suerte de batido de ideas sin criterio.

¿Qué consejos suelen necesitar los emprendedores?

Como siempre, no os sorprenderé diciendo que depende de la actividad. Suelen venir muy bien consejos sobre finanzas, cómo reinvertir con los mejores rendimientos, cómo evitar pagar más impuestos de los necesarios, cómo blindar el flujo de caja para no tener sorpresas. Es posible que alguien pida consejo sobre cómo enfocar mejor las campañas de marketing y publicidad para dar a conocer su producto a la gran mayoría de su target, pero no creo que haya nadie serio que pida un consejo que se resuelve con “el marketing es necesario para vender“.

La recomendación que podemos hacer desde aquí (ojo, no consejo) es tratar de rodearse de buenos asesores, ya sean amistades (lo ideal para no invertir demasiado si no podemos hacerlo) o profesionales. No hay que dejarse cegar por la palabrería: emprender, innovar, montar una empresa, idear y vender un producto es algo que se consigue a través del trabajo y no, nunca, gracias a la magia o solamente a las buenas intenciones. Y por supuesto, un consejo es aprender a ser metódico, eficiente, exhaustivo, exigente, a estar preparado en cuanto a conocimientos, tener un objetivo… y no tener miedo a ponerse en marcha.

El resto forma parte de una cada vez mayor cantidad de ideas sueltas, inconexas, sin fundamentos o sin clara vocación de aconsejar y ayudar a resolver problemas. Y, sí, reitero que todos nacemos emprendedores. Lo que ocurre es que las comodidades, los miedos, las inseguridades y los malos consejos nos cortan las alas demasiado pronto.

Foto | Inti

One Thought on “Consejos para emprendedores, o cómo buscar una aguja en un pajar

  1. Pingback: Mosaic HUB, herramienta para emprendedores | MÁSMÓVIL: Sin vuelta de hoja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*