Cómo variamos nuestro consumo cuando ganamos más (si nos suben el sueldo)

gourmet

Es muy interesante conocer cómo reacciona un consumidor ante estímulos externos, y más aún si lo que se analiza es el aumento de la capacidad de compra que experimentamos cuando pasamos a cobrar más dinero por nuestro trabajo. En tiempos de crisis parece irreal hablar de aumentos de sueldo, pero las conclusiones que se pueden sacar de esto son útiles para conocer la forma de proceder del consumidor.

Si estamos acostumbrados a un cierto poder adquisitivo (no diremos mayor o menor, simplemente un nivel de poder adquisitivo), sabemos perfectamente qué productos compramos. Si hablamos de alimentación, por ser el gasto común a todos los hogares, tenemos unas costumbres muy marcadas en cuando a las marcas y productos que consumimos. La calidad de los mismos está “contenida” por la capacidad de gasto de que disponemos. ¿Qué pasa cuándo ganamos más? ¿Consumimos más cantidad, o nos vamos hacia una mayor calidad?

Sin querer establecer dogmas de fe, porque cada caso es un mundo, parece lógico pensar que si pasamos de una renta determinada a una mayor, consumiremos más cantidad de producto, pero no siempre es así. Puede que sí lo sea si el aumento de capacidad de gasto es pequeño, pero si damos un salto cuantitativo de cierta importancia, podemos tender a primar la calidad antes que aumentar la cantidad.

Es decir, si compramos aguja de ternera con regularidad, podemos estar pasándonos al entrecot o al solomillo si podemos permitírnoslo. ¿Comemos más? No, consumimos productos de mayor calidad ahora que podemos. O bien podemos pasar de tomarnos unas tapas el viernes por la noche, a cenar de carta en un restaurante de mayor calidad. Estos comportamientos los mide un concepto económico que se llama elasticidad de la renta.

La intuición y el sentido común nos dicen, ahora que estamos en una época de crisis económica y de incertidumbre por el futuro, que si ganásemos más seguiríamos consumiendo lo mismo “por lo que pueda pasar”. La realidad es que, a veces, la crisis económica deja de ser un agobio para quienes consiguen aumentar su renta, y el consumo deriva hacia una mayor calidad (y precio, por tanto).

Es lícito, por supuesto, pero no deja de resultar curioso que la tendencia general sea que, cuanto más suba nuestro salario, más derivaremos nuestro consumo hacia un nivel de calidad superior. Da que pensar, pues si somos estrictos, estaremos aumentando la renta sin pensar en mantener el consumo para conseguir cierto nivel de ahorros. Claro que eso siempre depende de cada caso particular, ¿verdad?

Vía | En Naranja
Foto | jlastras

One Thought on “Cómo variamos nuestro consumo cuando ganamos más (si nos suben el sueldo)

  1. Completamente cierto, en economía estudiábamos el nivel de satisfacción y cómo el poder adquisitivo afectaba a los bienes de consumo que se adquirían. Un blog muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*