Ahorrar en las compras online es lo natural

Internet es un recurso excepcional para conseguir controlar nuestro gasto y racionalizar las compras. Lo que venimos defendiendo siempre, la compra con sentido común y sin destinar un euro de más a lo que consideramos que debe ser el valor del producto que queremos.

Pero es que hay más razones que me llevan a decir que el ahorro en compras online es natural: no tenemos que desplazarnos (ahorro de combustible, no hay que mover el coche), podemos comparar varias tiendas en poco tiempo (porque no hay que ir de una a otra tienda), ahorramos tiempo, y siempre podemos encontrar un precio más barato a la misma distancia (el teclado).

Parecerá una trivialidad decir que se ahorra porque no nos movemos de casa. Y es cierto que salir de casa es bueno, no podemos convertirnos en plantas de salón, pero pensemos que solo el hecho de salir de casa con el coche implica gastos, por ejemplo combustible, que para un solo día no es mucho, pero sumando a lo largo del año, sí que lo es.

Las compras de tecnología es genial hacerlas por Internet. Si vives en una ciudad con pocos recursos, pequeña o simplemente resulta que no hay la oferta suficiente… comprar tecnología puede suponer un gran desembolso (por tener que desplazarnos a otra localidad) y, en fin, tendremos acceso a un catálogo limitado. En Internet tenemos el catálogo definitivo: todo.

David R. Bell, profesor de Marketing de Wharton, tiene una visión muy clara de lo que es ya tendencia:

promete ser un cambio de comportamiento permanente. Internet ofrece tantas maneras de ahorrar —ya sea a través de consejos, opiniones y experiencias de otros, ya sea a través de negocios realizados directamente con el vendedor. Frente a tantas orientaciones y tantos negocios buenos, no tiene sentido volver a lo que había antes.

Esta es la parte más tradicional, lo que hemos leído tantas veces. En Internet tenemos todo de nuestra mano para que la compra que hagamos, sea la mejor compra. Ya sea porque vamos dirigidos directamente al producto que buscamos, ya sea por las posibilidades de leer reviews y opiniones, trasladar el mismo proceso de compra a la “vida real” sería costosísimo.

Foto | Fisakov

Add a Comment