¿Cómo saber el coste real de un vestido?


Muchas veces sentimos el impulso de comprar una prenda, pero la conciencia nos habla para decirnos que es demasiado dinero. Seguramente le respondes a tu conciencia que un Prada tiene que costar lo que tiene que costar pero, ¿de verdad sabemos cuánto dinero nos cuesta? Te vamos a contar una manera sencilla para saber el coste real del vestido teniendo en cuenta el uso que vamos a hacer de él. Y quien dice vestido, dice zapatos, bolsos, complementos…

Este tipo de prendas se aleja de grandes cadenas y franquicias y suelen encontrarse en pequeñas boutiques y destacan por ser productos de una mejor calidad, hecho que repercute en el precio. Pongamos por ejemplo que vemos un vestido precioso de corte clásico, que fácilmente no pasará de moda en poco tiempo. Su precio, doscientos euros, hace que abandonemos la idea de comprarlo inmediatamente. A simple vista puede parecer demasiado, sobre todo hoy en día cuando por la tercera parte encuentras prendas similares pero de calidad inferior. Sin embargo, una simple operación matemática puede ayudarte a tener un armario muy completo con prendas de gran calidad.

El truco es muy sencillo, y consiste en dividir el número de veces que puedes ponerte una prenda entre su precio en la tienda. Sigamos con el ejemplo del vestido que ilustra este post. El vestido cuesta 200 euros, pero podremos llevarlo en cenas de empresa, cenas románticas con nuestra pareja, cumpleaños familiares, de amigos y un par de imprevistos; contando que no lo vamos llevar en todas las ocasiones por no repetir demasiado desde octubre hasta abril, podemos llevarlo unas diez veces. Eso hace un coste de 20 euros cada vez usamos el vestido durante la primera temporada de uso.

Es lo que se conoce en términos económicos como cuota de amortización. Sin embargo al ser un vestido clásico pero de líneas actuales podemos seguir utilizándolo en años posteriores siguiendo la misma táctica de usar diferentes complementos, es lo que se podría denominar valor de uso y disfrute. Al cabo de dos años hemos llevado el vestido en torno a unas veinte veces, de tal forma que rehaciendo los cálculos el coste por ocasión será de diez euros. Ya cambia la cosa. ¿Os animáis a hacer el cálculo?

Foto | k_hargrav

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*